Productos
|
Cobre
|
Fungicidas cúpricos

Fungicidas cúpricos

Caldo Bordelés

Esta mezcla de sulfato de cobre y calcio es la evolución industrial de la "Bouillie Bordelaise" original de Millardet del S.XIX. La incorporación durante el proceso industrial de diversos formulantes a los componentes originales de la mezcla, confiere al Caldo Bordelés de IQV enormes ventajas en cuanto a su estabilidad, seguridad y facilidad de uso, eficacia y ausencia de factores nocivos para los cultivos. El control permanente de sus parámetros físico-químicos durante y después del proceso asegura un producto definido y estable, ajustado para conseguir una eficacia óptima y contrastada a lo largo del tiempo.
En cuanto a las diferencias respecto de otros fungicidas basados en el cobre, destaca su acción residual prolongada.

IQV es el primer fabricante mundial, con una producción de 6.000 t de producto técnico y 5.000 t de formulaciones anuales en forma de WP y WG.

Oxicloruro de cobre

La enorme estabilidad del Oxicloruro de Cobre lo convirtió durante muchos años en el fungicida de elección en todos los cultivos y áreas climáticas del mundo, tanto solo como en mezclas con otros fungicidas.

IQV, segundo productor mundial, fabrica esta sal desde 1970, con una producción anual actual de 7.000 t de producto técnico y 5.000 t de formulaciones en forma de WP, WG, DP y SC.

Hidróxido de cobre

Es el más moderno de los fungicidas cúpricos. Se introdujo en América, pero su uso se ha extendido paulatinamente a todo el mundo, principalmente para cítricos, hortalizas y frutos secos. Eficaz, versátil y compatible con otros fungicidas, posee una acción fungicida y bactericida similar a la del Caldo Bordelés y el Oxicloruro de cobre, con un efecto de choque algo mayor.

IQV inició la producción de Hidróxido de cobre en 1998. Actualmente produce alrededor de 1.000 t de producto técnico al año.

BUSCADOR DE PRODUCTOS
MEZCLAS
SULFATO DE COBRE
© 2013 IQV - Todos los derechos reservados